Selecciona tu tablero

    Selecciona el archivo

    Selecciona el archivo
    No hay ningún fichero selecionado
    Ocurrió un problema con el envío del fichero. Inténtalo más tarde y fijate que rellenas correctamente todos los pasos.
    Ocurrió un problema enviando el formulario. Por favor, inténtalo en un minuto.
    Archivo cargado correctamente

    Videos Porno Masturbacion Femenina

    Publicidad
    Publicidad
    Publicidad
    Publicidad
    Publicidad
    Publicidad
    Publicidad
    Publicidad

    Esta sección está dedicada al onanismo más puro y personal, es decir, a la locura en todas sus vertientes. Este arte consiste en la estimulación de los órganos sexuales con el fin de provocar placer y llegar a alcanzar el orgasmo. Puede realizarse en solitario o en pareja. Incluso puedes disfrutar de ello en grupo. Se puede hacer con la mano o con multitud de juguetes sexuales que hay en el mercado. Esta palabra proviene de las raíces latinas “manus” (mano) y “turba” (alteración, perturbación o excitación). Así que esta práctica es la excitación provocada por la mano. Más claro, agua.

    Echemos un vistazo a la masculina. Lo más habitual a la hora de hacerse una paja es emplear la mano y deslizarla sobre el pene erecto de arriba abajo o de adelante hacia atrás, aunque los hay que prefieren agarrar con los dedos el frenillo y jugar con él. Mientras te pajeas, puedes acariciar con la mano que te queda libre otras zonas erógenas de tu cuerpo, como pueden ser los pezones, los testículos o tu ano. También se pueden utilizar múltiples lubricantes y juguetes eróticos para estimularte, como por ejemplo muñecas hinchables, bombas de vacío, vibradores que estimulen el frenillo o vaginas, bocas y anos de plástico.

    Ahora fijémonos en cómo hacen las mujeres para darse placer a ellas mismas. La de la mujer suele centrarse en estimular el cítoris, aunque a veces se van introduciendo más y más dedos en la vagina para aumentar la sensación de placer. Lo habitual es frotar el clítoris indirectamente a través del prepucio del clítoris, pero a veces se puede estimular directamente el glande del clítoris. Es importante mantener la lubricación con algún tipo de producto o con la lubricación natural de la vagina o la propia saliva. Se pueden emplear multitud de juguetes sexuales creados para tal fin, como dildos y vibradores. Otras prefieren hacerlo con la ayuda del teléfono de la ducha, la almohada o simplemente contrayendo los muslos.

    Si es que no hay nada más sano que gozarse de forma regular y descargar así el estrés y las cargas que soportamos día a día. Olvida todo aquello que te contaron de pequeño de que si te tocabas, te salían muchos pelos en la mano, dejabas de crecer, aparecían granos en tu cara o te quedabas ciego. No es ningún pecado relajarse y dedicarse tiempo a uno mismo.

    Existen diversos estudios que ponen de manifiesto lo saludable que es hacerse una paja de vez en cuando. Estos estudios afirman que vaciando periódicamente tu glándula prostática se previenen infecciones, bloqueos y hasta el cáncer de próstata. Además, esta práctica sirve para conocerte mejor a ti mismo y saber a la perfección qué es lo que te gusta y qué es lo que no te gusta. Es muy importante saber darte placer a ti mismo para que luego puedan hacerlo los demás.

    Como ves, si aún no te estás tocando, no será por falta de métodos y formas que existen para darse una alegría al cuerpo. Disfruta poniéndolas en práctica, que te lo has ganado.